• Edificio Club de Leones Quito Central.
  • Servicio de Quirofano y Hospitalizacion.
  • Servicio de Optica
  • Servicio de Rehabilitacion.
CLUB DE LEONES QUITO CENTRAL - NOSOTROS SERVIMOS
Nosotros servimos: Aproximadamente 1,35 millones de socios de los Clubes de Leones en 200 países y áreas geográficas satisfacen las necesidades que tienen las comunidades del mundo. Los Leones tratan de resolver problemas complejos como la ceguera, previenen el consumo de drogas y trabajan para concienciar sobre la diabetes.
CLINICA LPH

Una de las patologías congénitas que afectan con mayor incidencia a los niños de nuestro país, sobre todo los que se encuentran en estratos socio-económico bajos, es la patología de labio y paladar hendidos.

Esta malformación congénita provoca problemas en múltiples áreas del desarrollo humano, tanto estético como funcional, que si no son adecuadamente tratadas, terminan en una exclusión social y económica con las consiguientes limitaciones y condena hacia la pobreza, y afecciones psicológicas.
Esta es una afección que se caracteriza por un problema de desarrollo y diferenciación de las estructuras palato-alveolo labiales, y que ocurre en los primeros meses de gestación. Dentro de ésta lógica, pueden haber múltiples grados de afección, desde apenas una línea cicatrizal en el labio, hasta la verdadera hendidura completa de labio, encía y paladar, de un solo lado, o en ambos lados del labio.

De acuerdo al grado de afección, los problemas que involucran ésta falta de desarrollo y diferenciación pueden terminar a corto, mediano y largo plazo en problemas estéticos por deformación del labio, falta de desarrollo del maxilar superior y pirámide nasal asimétrica con desvío septal nasal que provoca obstrucción respiratoria, crecimiento dental anárquico, y mala oclusión y salud dental, insuficiencia velofaringea con la consiguiente fonación nasal (hipernasalidad), déficit de la función del mecanismo de aeración del oído medio con la aparición de otitis a repetición y pérdida de la audición progresiva, y por último, todos los problemas psicológicos que se derivan en el núcleo familiar por la presencia de un niño con éstas características.

De lo expuesto anteriormente de manera muy sucinta, se puede concluir que el tratamiento adecuado de éstos pacientes es multidisciplinario, tomando a cargo al paciente desde que nace con éste problema, y se lo debe continuar controlando y tratando hasta el término de su desarrollo, esto es al menos los 21 años.
Han existido algunos esfuerzos, sobre todo liderados por fundaciones y médicos extranjeros, para solventar éste problema de manera gratuita, pero que se han quedado en la solución parcial y puntual de alguna parte de ésta patología. También el Estado ha cumplido su rol de solucionar quirúrgicamente el problema de éstos niños, pero una vez más dando soluciones parciales. No ha existido una estructura u organización que se ocupe de dar acceso a una solución integral, coordinada y multidisciplinaria de tratamiento a éstos pacientes, algo que en muchos países se lo hace de manera rutinaria.

Conscientes de éste problema, el Club de Leones Quito-Central, en el año 2002 comenzó a diseñar un proyecto de tratamiento integral para éstos pacientes, lo cuál en sus principios básicos, debería ser de acceso gratuito para que los pacientes no tengan que abandonar el programa por falta de recursos económicos. Pero también, como principio básico, éstos pacientes deberían cumplir al pie de la letra las indicaciones que les den los médicos para poder seguir beneficiándose del proyecto.

El proyecto de “CLINICA DE LPH” toma forma, y consiste en el tratamiento integral de los pacientes con patología de labio y paladar hendidos, idealmente desde el nacimiento, y tomarlos a cargo hasta la edad de 15 años, momento en el cuál ya se ha logrado la mayoría del tratamiento, y ya tienen las bases y guías para continuar el tratamiento en fases posteriores. Este tratamiento integral amerita el involucramiento de las especialidades de :
-Cirugía Plástica
-Pediatría
-Otorrinolaringología
-Fonoaudiología
-Terapia de Lenguaje
-Odontología Pediátrica y de Adultos
-Ortodoncía
-Psiquiatría
-Psicología
-Medicina Interna
-Cirugía Máxilo Facial
-Genética Médica
-Escuela de Padres, o también llamado Club de Padres.
Este proyecto necesariamente necesita de recursos económicos para financiarlo, por lo que el Club de Leones Quito – Central comenzó a golpear las puertas de instituciones privadas que desearían participar con dicho financiamiento, entre empresas farmacéuticas, y empresas del sector privado. Desgraciadamente, nuestros pedidos no tuvieron eco durante más de 2 años que estuvimos buscando financiamiento externo, ninguna empresa se mostró dispuesta a ayudarnos, excepto por la empresa FRISONEX, cuya representante la Sra. Consuelo de Frisson, solidariamente desde un inicio creyó en nuestro proyecto, y nos hizo la única donación de 500 dólares.

A fines del año 2005, y dada la falta de colaboración de la empresa privada, el mismo Club de Leones, en asociación con sus médicos, decidimos hacer el esfuerzo económico correspondiente para llevar adelante el proyecto de la Clínica de LPH, el Club de Leones asignando un presupuesto anual y facilitando todas sus instalaciones para éste programa, y los profesionales colaborando con su trabajo gratuitamente. Es así que se comienza a ingresar a los primeros pacientes en la Clínica LPH, incluyéndoles en la realización de cirugías plásticas y de otorrinolaringología, y continuando con los controles médicos y tratamientos de todos los especialistas involucrados.

El protocolo de tratamiento que se ha diseñado consiste en la evaluación al recién nacido, e ingreso a la Clínica LPH a cargo de Cirugía Plástica, quien explica a los familiares los problemas y soluciones a corto, mediano y largo plazo para ésta patología. Continúa con la evaluación y tratamiento regular por pediatría para controlar el adecuado desarrollo del niño, y tenerlo en buenas condiciones de salud. Además la evaluación por otorrinolaringología y fonoaudiología, para el control de la audición, que incluye una impedanciometría o medición de potenciales evocados y timpanometría, exámenes de gabinete que nos ayudan a detectar un déficit de audición precozmente. La evaluación por parte de ortodoncia, quien comienza a realizar la ortopedia maxilar para la alineación de los segmentos alveolares (encía). Una evaluación por el odontólogo pediatra, quien le presenta a la mamá los problemas que se van a presentar, y la solución oportuna que debe aplicarse (terapia preventiva). De ser posible, una evaluación por el genetista, quien hace un mapeo genético, y según el resultado, una consejería genética a los padres. Por último, una entrevista con psiquiatría o psicología para un adecuado soporte y consejo a los padres y familia del niño con éste problema. Se le asigna a un grupo de apoyo de padres, que constituyen el llamado Club de Padres, quienes se reúnen regularmente para darse consejos y apoyo durante el largo período de tratamiento, los recién llegados ganando experiencia de lo ya vivido por otros padres que han caminado más tiempo en el tratamiento de sus hijos.

A los 3 meses de edad se le realiza la primera cirugía, la queilorrafia o cirugía del labio. Luego de un período de recuperación continua con las evaluaciones regulares y tratamientos con los mismos especialistas. A los 6 meses de edad se le realiza la segunda cirugía plástica, que consiste en la palatorrafia o cierre del paladar. Simultáneamente en la misma cirugía, el especialista de otorrinolaringología realiza, casi de manera rutinaria, la miringotomía o corte de la membrana timpánica con la colocación de tubos de aeración, para tratar o evitar la aparición de otitis medias a repetición, frecuentes en éstos niños por lo expuesto inicialmente. Entre la edad de 9 meses a un año, el niño ingresa a Terapia de Lenguaje, para el desarrollo del aparato fonatorio, y evitar la redutable insuficiencia velofaringea, muy común en éstos niños, y que consiste en la imposibilidad de pronunciar adecuadamente las palabras, principalmente con sílabas explosivas y fricativas, como son las sílabas con p, k, t, f o s. La terapia de lenguaje se lo hace regularmente, todas las semanas a todos los niños hasta que demuestran un adecuado desarrollo fonatorio. Durante todo éste tiempo continúa también las evaluaciones y tratamientos de ortodoncia con ortopedia maxilar, odontología pediátrica, otorrinolaringología con fonoaudiología y pediatría, además de las evaluaciones por cirugía plástica, para verificar el adecuado seguimiento por parte de los padres del niño de las indicaciones médicas, y corrección de problemas que vayan surgiendo. Si a la edad de alrededor de 5 años, se evidencia una notoria insuficiencia velofaringea, se procede a programar por cirugía plástica una intervención llamada faringoplastia, dirigida a corregir éste problema. Los niños siguen en seguimiento continuo por ortodoncia y otorrinolaringología, hasta la edad de 12 años, en donde, de ser necesario, se realiza una cirugía de corrección del séptum nasal, por parte de cirugía plástica u otorrinolaringología. Luego los niños continúan en tratamiento por ortodoncia hasta la edad de 15 años, en donde, si es prudente, se realiza una nueva cirugía nasal, ésta vez con fines funcionales y estéticos.

En caso de que algún niño haya sido tratado en otro centro hospitalario, también se lo incluye en el programa, tratando de igualarlo en el protocolo nuestro, y corrigiendo clínica o quirúrgicamente los problemas que tenga en ése momento el paciente, pero condicionándolos a que sigan el tratamiento como nosotros le indicamos y en nuestro centro, esto para obtener resultados valorables en el tiempo, y sobre todo una constancia en el tratamiento a largo plazo.
Los tratamientos de cirugía máxilo facial han sido pocos hasta el momento, básicamente porque nuestro programa por lo pronto incluye a niños hasta los quince años, y los tratamientos de cirugía máxilo facial, que son básicamente cirugías de avance maxilar y cirugía ortognática, son realizadas en edades que fluctúan entre los 18 y 21 años.
El programa también incluye la realización gratuita de exámenes de laboratorio y gabinete que sean necesarios para el seguimiento adecuado de los pacientes.

Todos éstos servicios son entregados gratuitamente a la sociedad, y desde el 2006 hasta la fecha ya han pasado más de 200 pacientes por el programa, estando activos al momento casi 140 pacientes que reciben regularmente tratamientos en nuestro Centro Médico de Especialidades. Se han realizado también 200 cirugías gratuitamente, de donde casi 100 se realizaron solo en el año 2008. Además son incontables los tratamientos médicos y controles que han proporcionado cada uno de las especialidades involucradas, con sus respectivos profesionales. La inversión económica que ha hecho el Club de Leones Quito – Central bordea los 130.000 dólares en éstos 3 años, y la colaboración de los profesionales es invalorable.

Es largo, pero justo el reconocimiento que el Club de Leones Quito – Central debe hacer a todas las personas que hacen posible que éste programa pionero en el país sea una realidad. Debemos comenzar por todos y cada uno de los socios del Club de Leones Quito – Central, quienes al ser parte de éste Club, le dan vida y permiten que la institución brinde éste servicio, entre muchos otros.

Los especialistas de nuestro Centro Médico, que han brindado y brindan su trabajo altruísta y desinteresado, entregando gratuitamente sus conocimientos y habilidades para la existencia exitosa de éste programa han sido y son:
- Dr. Patricio Pérez, Dr. Marcelo Bedoya, Dr. Pedro Polo, Dr. Franklin Paredes, Dr. Iván Cueva, cirujanos plásticos;
- Dr. Juan Carlos Vallejo, Dra. Mercedes Silva, Dra. Consuelo Pérez, Dr. Vinicio Toscano, otorrinolaringólogos;
- Tmd. Sra. María Augusta Rosero, fonoaudióloga;
- Dr. Armando Camino, psiquiatra;
- Dra. Sofía Ortiz, psicóloga;
- Dr. Jaime Calderón, Dr. Lenín Mosquera, Dra. Rosario Vaca, Dr. Simón Moreno, Dra. Marcela Ramón, pediatras;
- Dra. Lucía Ramírez, Dr. Diego Carrillo, Dr. César Rivadeneira, ortodoncistas;
- Dra. Sandra Lara, Dra. Dolores Haro, Dra. Jenny Flores odontología pediátrica;
- Dra. Patricia Suquilanda, odontología de adultos;
- Dr. Marco Cadena, endodoncia;
- Dra. Fanny Montalvo, periodoncia;
- Dr. Víctor Hugo Mena, Dra. Guadalupe Herrera, Dra. Isabel Llumiquinga, Dra. Rocío álvarez, Dra. Janeth Cervantes, Dr. Javier Andrade, Dr. Iván Merizalde, Dr. Pablo Taboada, anestesiólogos;
- Dra. Grace Reyes, Dra. Luisa Arahana, Dra. Rosa Villacrés, Dra. Karina Icaza, Dr. Galo Jiménez, Dra. Tamia Romero, Dra. Martha Bucheli, Dra. Gladys Alarcón, Dr. Gibran Mancheno, médicos residentes;
- Dr. Vicente Giler, medicina interna;
- Dr. Mauro Carrillo, cirujano máxilo-facial
- Lic. Fenanda Teran, terapia de lenguaje;
- Lic. Inés Baque, Lic. Adriana Guarderas, Trabajo Social.

En fin, que éste artículo sea el motivo para que los espíritus altruistas que hay en nuestro país, se unan a éste proyecto, aportando económicamente al Club, directamente, o a través de la “Fundación Club de Leones”, lo que ayudará a que cada día más niños que están disminuidos físicamente por éste problema tengan acceso a un tratamiento integral y de excelente calidad, y así encuentren una luz al final del túnel, y en el futuro sean personas de bien, integrados a la sociedad, actores del desarrollo de nuestro país.

Si Ud. que está terminando de leer éste artículo, siente que puede colaborar de alguna forma en éste proyecto único en el Ecuador, por favor contáctenos

Mail
CONTACTENOS

CLINICA CLUB DE LEONES QUITO CENTRAL
Av. Naciones Unidas E2-49 e Iñaquito
Email:
info@leonesecuador.org.ec

PBX: (593) 02 397-1600

Para mayor información comunicarse a las extensiones. 2100 / 2209

Quito - Ecuador

Mail

Mail

Visitante: 1146

Mail
ESCRIBENOS